27 may. 2008

Una de titiriteros


Los titiriteros, como todo parásito, son insaciables. No conformes con meter la mano en el bolsillo de todos los españoles para subvencionar su ¿arte?, ahora piden a Bruselas que se considere un criminal a aquel que ose no pagar el canon de los ¡@#*@@|@|. Vamos, que pase a ser un delito penal en lugar de uno civil.

Como sigan así, acabarán pidiendo cadena perpetua.

Como después de leer la noticia sólo se me ocurre decir cosas que, seguramente, serán delito, no comento nada más.

La noticia, aquí.

5 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Pues yo no sé si será delito, pero decidí en su momento, y espero cumplirlo, no comprar un disco más, ni ver una película más, ni leer un libro más, etc. de los "artistas" ZejiZircunflejos". Eso sí, ¡que les den!, pero, subvenciones, las mínimas posibles.

Sinblancaporelmundo dijo...

Mi opinión es: lfñspofldñ dkekd lcklweposik dklsñdgk ldlewikasñaoif kkeirpsñswirf eieislsri...

Uff, ¡qué bien me he quedado, chico!

Maat dijo...

#Muy señores míos. Es fácil no comprar ninguna obra de los artistas de la ceja, simplemente porque es pura basura. Lo indignante es que cuando compras música o películas de verdaderos artistas (la mayoría extranjeros) estos chorizos también te cobran el dichoso canon. ¿Le darán su parte a los Rolling Stones o al "Boss"? ;)

#Sinblanca. Tenemos la misma opinión :)

Sinblancaporelmundo dijo...

Hombre, yo no soy tan radical como para decir que todo producto cultural español es kdjkdndkdalasd, pero es que a mí, por mucho que me guste, por ejemplo, Pedroooooooooooooo, este me cae tan mal, que me cuesta el pagarle la entrada a una de sus pelíclas.

Gracias a Alá tenemos el burro electrónico ... además yo, como inmigrante fuera de espéin, es la única o casi única posibilidad que tengo para acceder a productos culturales en español.

Maat dijo...

#Sinblanca. No digo que todo lo español sea malo, lo que quiero decir es que estos "artistas" que tanto se quejan no son precisamente los mejores.

Algunos de ellos hace años que no saben lo que es grabar un disco ni dar un concierto.

Eso sí, en mítines y saraos similares les ves cada dos por tres y se permiten el lujo de insultar y menospreciar a los que no son de su cuerda. En fin, unas joyitas.