3/2/2010

Oscar, ¿gafe o adivino?


Aunque me gustan todo tipo de animales, tengo que reconocer que los gatos me dan verdadera grima, me parecen traicioneros y que no te puedes fiar de ellos y después de leer esta noticia, más.

Oscar, el gato que predice la muerte

Los médicos que trabajan en la residencia de ancianos en la que vive este lindo gatito han comprobado que, cada vez que el minino se acurruca junto a un enfermo, éste muere al poco tiempo.

Los enfermeros del centro lo ven como un aviso para que el anciano no muera solo y por eso, cada vez que ven al gatito acurrucado al lado de alguno, van prestos a llamar a sus familiares para anunciarles que su fin esta cerca y puedan morir en compañía de los suyos.

No se sabe si es que este gato presiente la muerte o es un gafe de cuidado. Lo que está claro es que los enfermos deben echarse a temblar cada vez que el bicho se les acerque.

Si ya lo decía yo, los gatos no son de fiar.

2/2/2010

Decíamos ayer...


El 8 de enero de 2009, colgábamos una entrada con la cifra de parados que, según el INEM, ascendía a 3.128.963. Una cifra realmente alta, pero nada comparable a la hemos conocido hoy: 4.048.493.

Récord absoluto, casi un millón de personas se han quedado sin trabajo en un año.

¿A qué esperamos? ¿A que el año que viene seamos 5.000.000?

"Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo".

Aznar ¡vuelve!

22/12/2009

Feliz Navidad

Aun sin muchas ganas de celebraciones, con el ánimo por los suelos (hasta que me toque la Lotería) y con pocas esperanzas en que las cosas mejoren en un futuro inmediato (ZP, el hijo del viento, sigue en su puesto), quiero desearos a los pocos que, de vez en cuando, pasáis por aquí una muy Feliz Navidad.

Y como los villancicos me entristecen un poco (y ya es lo único que me falta), os dejo esta cancioncilla que siempre que la oigo me pone de buen humor.

¡FELIZ NAVIDAD!

10/11/2009

Hay que viajar más


Necesitaba un descanso, desconectar de los problemas, salir de la rutina que empezaba a ahogarme y no se me ocurrió otra cosa que viajar a una ciudad que hace tiempo deseaba conocer: Nueva York.


No sólo me ha servido para descansar (a pesar del dolor de pies y del sueño atrasado) y para conocer un lugar maravilloso, divertido e ideal para renovar el vestuario, sino que me ha confirmado lo que ya sospechaba: España es un país mediocre, lleno de mediocres.

Como española, me dan una gran envidia, empezando por la educación, el amor a su país, el respeto a sus difuntos y terminando por su magnífica costumbre de hacer las cosas “a lo grande”. El tiempo que he pasado allí me he sentido como en casa, son gente educada, agradable, acogedora… todo lo que pueda decir es poco.

Al volver a Madrid y ver noticias como la de los paletos de la Generalitat contratando traductores para una delegación Nicaragüense, la mamarracha de Pajín queriendo ser senadora, el Presidente pidiendo silencio a los medios por su ineptitud en el tema del Alakrana, los sindicatos con sus lametones al gobierno, el PP y sus guerritas, Garzón y su egocentrismo, etc., etc. … sólo pienso ¡qué país más paleto, mediocre e inútil!

Yo quiero volver, pero esta vez para quedarme.

29/10/2009

Mastín con patatas


“Un pastor alemán o cualquier perro de tamaño parecido provoca daños sobre el medio ambiente similares a los de comprar un Land Cruiser y hacerle 10.000 kilómetros”

A esta conclusión llegan los autores de un libro titulado Time to Eat the Dog: The Real Guide to Sustainable Living.

Parece ser que estos dos se aburren mucho en Nueva Zelanda y como no tienen nada mejor que hacer se ponen a teorizar sobre el dichoso cambio climático y todo lo que acabe en “sostenible”.

Su solución es tener “mascotas sostenibles y reciclables”, como pollos, peces o conejos, así, en caso de necesidad siempre puedes convertirlos en un pollo al chilindrón, pescado al horno o conejo al ajillo.

Después de leer el artículo sobre este libro, llego a una terrible conclusión: mi perro no es sostenible, pero ¿estará rico al horno con patata panadera?

Vamos a acabar idiotas.

22/10/2009

Es por nuestro bien


Mañana iba a estrenarse la película SAW VI, y digo iba porque el Ministerio de Cultura, velando por la sensibilidad de los espectadores ha decidido catalogarla X, calificación que obtienen las “películas de carácter pornográfico o que realicen apología de la violencia”.

He visto las cinco anteriores y reconozco que este tipo de películas no las puede ver cualquiera, pero no se obliga a nadie a hacerlo, la opción es sencilla: si tu estómago no las resiste, puedes ver otra cualquiera. Vamos, que ya somos mayorcitos para saber lo que queremos ver o no.

Teniendo en cuenta que las cinco anteriores se han exhibido en salas “normales” simplemente con la calificación de no recomendada para menores de 18 años, no entiendo esta medida. Para rizar el rizo, autorizan la exhibición únicamente en salas de cine porno y, por lo visto, en España sólo hay 8.

Confieso que pensaba ir al cine a ver SAW VI pero me niego a entrar en una sala de cine porno si antes no la han desinfectado y desratizado. Espero que el Ministerio se lo replantee y se deje de tonterías porque se empieza así y se acaba metiendo la tijera como en tiempos pasados aunque, claro, siempre por nuestro bien.



30/9/2009

No es real


Mira atentamente la imagen y repite conmigo:

"No existen, no son reales, esto es una pesadilla y despertaré cuando cuente 3".

Uno, dos, tres.....
....

Bueno, por intentarlo que no quede.