10 jun. 2008

¿Es así o se lo hace?


Algunos pensábamos que el nivel de imbecilidad de este gobierno era insuperable, pero no contábamos con la flamante ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

Ayer, en una comparecencia en el Congreso, esta mema se nos descuelga con la siguiente perla:

Estoy convencida de que el compromiso con la igualdad de los miembros y miembras de esta Comisión..."

¿Miembras? ¿Qué nuevo "palabro" es éste?

Esto podría quedar como una metedura de pata o una patada al diccionario de una analfabeta que la han puesto donde está por cuota. Pero no, no es una anécdota, la siguiente medida que propone para reducir la violencia "de género" es poner en marcha un teléfono “para que los agresores canalicen su agresividad”.

Si, está muy bien pensado, seguramente el próximo animal que quiera agredir a su pareja se acordará del teléfono de marras y marcará rápidamente para canalizar su agresividad. ¡Hala! Problema resuelto.

Estoy harta de este tipo de imbéciles que se creen que por cambiar de género las palabras y proponer medidas absurdas el mundo va a cambiar.

No, guapa, no. Tú y muchas como tú sois las culpables de que a las mujeres se nos tome por el pito del sereno y nada va a cambiar hasta que no erradiquemos nosotras mismas a esta pandilla de inútiles que no valen para nada, sólo para ponernos en ridículo.

¿De verdad que nos merecemos estos gobernantes? Yo creo que no.

Si queréis más detalles de la comparecencia de esta idiota, aquí y aquí.

5 comentarios:

Charramunguero dijo...

Es una imbécila que cree que todos y todas somos tontos y tontas.
La foto no la entiendo ¿quiere poner a los hombres a barrer y a las mujeres (supongo que por la falda) a currar? ¡y la camiseta! ¿unisex? ¿quiere que todo sea unisex? ¿estamos a la búsqueda de un nuevo sexo similar al hermafrodita?

Cowboy en paro dijo...

Es de vergüenza ajena, si os fijáis antes de soltar lo de las miembros y los miembros y despues de lo del "consejo de ministros y ministras"(que también tiene tela>) se dirigió a “sus señorías” lo que no se es porque no dijo “señorías y señoríos”

Militos dijo...

¡Dios mío!, que mal nos están dejando a las mujeres. y lo mal que suena lo de miembras.Yo las mandaría a estudiar cada día una página del diccionario de la Academia de la Lengua.
Me imagino lo que diría mi profesor de Economía cuando en los años 60,al primer fallo, nos mandaba a todas a la cocina.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Es surrealista. Que tiparraca. Hoy he leído a un lingüista que comentaba que el lenguaje pretende "economizar", es decir, abreviar, para porder comunicarnos con soltura. En castellano el masculino, y sobre todo en el plural, es género neutro, ¿por qué los progres se intentan cargar el lenguaje? ¿tantos siglos de esta maravillosa lengua para que se la carguen en vez de defender que se estudie en todos y cada uno de los rincones de este país? Socorro !!!!!

Alawen dijo...

Absolutamente deplorable, es una cosa patética... Tienes razón, son éstas las que hacen que el resto de mujeres quedemos por los suelos.